10 trucos para empezar de nuevo y no abandonar. En este nuevo año, si eres de los que anhelan cambiar su estilo de vida por uno más saludable, esta lista de trucos es para ti. No es lo que piensas, unos desafíos muy difíciles de cumplir. Son acciones simples que te llevarán a lograr lo extraordinario. La clave es la perseverancia: no renunciar cuando estés cansado, sino cuando hayas terminado. Adoptar la tendencia fitness no es una moda (pasajera), sino que es una manera de vivir que si la haces tuya, probablemente perdure por mucho tiempo. En este sentido, necesitas mucha motivación, buenos consejos y orientación para empezar, pero especialmente para permanecer, que es el gran reto.

 

  • Define tus objetivos. Cómo te quieres ver (qué peso deseas tener, qué cantidad de grasa, entre otros logros que esperas apreciar una vez alcances la meta).

 

  • Saca tiempo para tu salud. Trata de entrenar una hora 5 veces a la semana. Si eres nuevo en el estilo de vida fitness, puedes empezar a adaptarte haciendo 2 sesiones de 15 minutos o 3 sesiones de 10 minutos cada una.

 

  • Descubre qué disfrutas hacer. Las pesas son una de las mejores formas para ver cambios físicos en tu cuerpo, sin embargo no todos disfrutan utilizarlas. Lo que más asegura la cantidad de tiempo que durarás ejercitando es qué tanto disfrutes la actividad. Encuentra eso que hace el fitness divertido para ti. Prueba nuevos ejercicios o clases y descubre cuál es tu preferida. Si eres principiante, casi todo será un reto para ti, pero despacio y constantemente lo puedes alcanzar.

 

  • No lo hagas solo. Entrena con un amigo que tenga habilidades semejantes a las tuyas y que compartan metas parecidas. Así podrán motivare el uno con el otro. Difícilmente desistirás cuando sabes que alguien depende de ti para avanzar.

 

  • Evita compararte con otros. Solo compárate contigo mismo, con tu versión pasada y fíjate cuánto has avanzado hoy. No puedes compararte con campeones que tienen muchos años entrenando. Sin embargo ellos sí pueden ser tu motivación, tu objetivo. Su éxito fue producto de una decisión: empezar, la misma decisión que tomarás tú a partir de este momento.

 

  • Lee constantemente para aprender y mantenerte motivado. Si decides vivir esta experiencia y apoderarte del estilo de vida fitness, es muy importante que sigas páginas web y blogs de los expertos para que amplíes y actualices tus conocimientos. Te ayudarán bastante para innovar tus ejercicios o tu rutina, conocerás innumerables consejos de salud, alimentación y muchísimos contenidos de interés. Nunca lo sabrás todo, pero leyendo un poco cada día, aprenderás mucho.

 

  • Sal de tu zona de confort. Los resultados serán más notables si le exiges a tu cuerpo más de lo que está acostumbrado a dar, pero OJO: no es recomendable exigirle más de lo que está supuesto a dar; no es lo mismo, pues de ser así pudiera traerle consecuencias negativas (consulta con un experto). No obstante, debes esforzarte un poco más, ya que de lo contrario te quedarás en el mismo nivel por mucho tiempo.

 

  • No te desesperes. No verás resultados de una semana a la otra. Cuando inicies un nuevo programa de ejercicios, debes esperar más o menos 3 meses para comprobar su efectividad y ver cambios.

 

  • Entrena en la mañana. Si está dentro de tus posibilidades entrenar a estas horas del día, tu cuerpo te lo agradecerá. Así inicias el día con vibras positivas. Además, si estableces como horario de ejercicio la noche, posiblemente faltes muchas veces por cansancio o presentación de planes.

 

  • Consulta un médico especialista en el área. Sobre todo si tienes algún problema de salud que te impide hacer todo tipo de ejercicios. El doctor te indicará los movimientos que te convienen, los cuales también mejorarán tu deficiencia corporal.

 

La tarea es impresionarte a ti mismo de lo que eres capaz, en un segundo plano asombrar a los demás. La competencia es contigo, no con el mundo. Espera la continuación de este contenido… Por el momento, inicia y no te detengas.

 

 

Fotografía: http://www.musclestacks.org/fitness