Duración de los productos. Muchas veces hacemos la compra en casa y nos quedan alimentos en la despensa durante mucho tiempo, que luego no queremos utilizar porque quizá ya expiraron. Por eso, es bueno que sepas si realmente puedes consumirlos después de su expiración. Todos los alimentos procesados deben incluir en su envase la fecha de elaboración, de vencimiento o de su caducidad.

Es muy importante que sepas que si el envase tiene grietas en las uniones, protuberancias o lucen como inflados, podrían indicar la presencia de una bacteria llamada Clostridium botulinum. Esta es una toxina que causa el botulismo, una intoxicación crónica que puede paralizar a una persona e impedir que respire. En este caso, la lata debe ser desechada inmediatamente.

En el caso de los cereales, mezclas para hornear, harinas, etc., se pueden consumir con seguridad hasta 30 días después de su fecha de caducidad. Aunque para esto es importante que hayan sido conservados de acuerdo con las indicaciones que da el fabricante. Mientras que los frijoles, lenteja, maíz, maní, nueces, granos en general se los puede ingerir indefinidamente, mientras hayan sido almacenados sin abrir.

Los 5 alimentos más temidos a consumir después de la fecha son:

Leche: Estando refrigerada, la leche seguirá siendo segura, será nutritiva y sabrosa durante aproximadamente una semana después de la fecha de caducidad y es probable que sea segura para beber días después de esto, aunque hay una disminución en el valor nutritivo y el sabor.

Requesón (queso Cottage): El requesón pasteurizado tiene una duración de a 10-14 días después de la fecha de expiración.

Mayonesa: Sin abrir, la mayonesa refrigerada puede conservarse durante 30 días después de su fecha de vencimiento o 3 o 4 meses refrigerada.

Yogur: Yogur puede estar bien después de 7-10 días de su fecha de caducidad.

Huevos: Los huevos refrigerados correctamente deberían durar al menos 3-5 semanas después de la fecha de caducidad.

El “uso-por” la fecha

El “usar” o “mejor si se usa-por”(luego la fecha) indica el último día que el producto está en su mejor calidad en cuanto a sabor, textura, apariencia, olor y valor nutritivo. El descenso es gradual después de eso. La fecha de caducidad se refiere al producto que aún no ha sido abierto.

El “vender hasta” Fecha

Si usted ve en el envase “use-by” or “best if used-by” date, significa que el “vender hasta” la fecha no es realmente una cuestión de seguridad alimentaria, sino un aviso a las tiendas para que el producto sea retirado de los estantes, ya que comenzará a disminuir en la calidad después de esa fecha.

Y en cuanto a los alimentos enlatados, estos tienen una vida útil de al menos dos años desde la fecha de envasado. La comida enlatada mantiene su seguridad y el valor nutricional mucho más allá de dos años, pero puede tener alguna variación en la calidad, tales como un cambio de color y textura.