El día más largo del año. Muchos pueden saberlo, otros no y quizá alguna vez hayas escuchado mencionar sobre el día más largo del año. Si no es así, descuida, aquí te contamos sobre este curioso fenómeno del solsticio de verano.

Los solsticios son los momentos del año en los que el Sol alcanza su mayor o menor altura aparente en el cielo, y la duración del día o de la noche son las máximas del año, respectivamente. En el hemisferio sur por ejemplo, el Sol alcanza su mayor altura en el cielo haciendo que la duración del día sea la máxima y de la noche, la mínima. Por el contrario, en el hemisferio norte, donde se inicia el invierno, la noche se vuelve la más larga del año.

En el año, se manifiestan dos solsticios. El primero sucede el 21 de junio, dando inicio al invierno, en el hemisferio sur, y al verano, en el hemisferio norte. Mientras, el segundo ocurre el 21 de diciembre, de forma inversa.

Sin embargo, no siempre suceden todos los años en la noche del 21 al 22 de junio o diciembre, ya que el periodo orbital terrestre varía de acuerdo a la rotación de la Tierra al Sol.

Un ángulo de 23 grados y 27 minutos resulta en que el día tenga el mayor número de horas de luz solar. Este evento viene ocurriendo por miles de años; al inicio de los tiempos se realizaban rituales con la creencia de que los dioses estaban iluminando al hombre y a sus cultivos, la creencia de dos puertas, cada humano quiere seguir a su Dios si es posible estar con ellos se dedicaron a buscar una manera de conseguirlo.

Dato curioso. Los casos más extremos del día y noche se dan en los polos. En la región norte del Círculo Polar Ártico no sale el sol y en la región al sur, el sol no se oculta durante 24 horas.