La forma más saludable de comer huevos

La forma más saludable de comer huevos. Un alimento rico en proteínas que ayudan el buen funcionamiento del organismo, además de vitaminas A, D, E, K y vitaminas del complejo B, fuente de minerales como hierro, fosforo, manganeso, potasio y Omega 3. Te contamos a continuación las mejores formas de disfrutar de los nutrientes del huevo en tu dieta:

El huevo duro

Esa es la forma más saludable de consumirlo, así eliminas las grasas perjudiciales a la salud incluidas en la fritura, además de que ingieres menos calorías. Un huevo frito tiene 107 calorías mientras un huevo cocido solamente 75 calorías.

Si no quieres dejar de consumir el huevo en su versión frita, un buen truco es utilizar agua en vez de aceite en la fritura. Los aceites utilizados en la preparación del huevo frito, incluso los de origen vegetal como el de soja, maíz, oliva o linaza, no son beneficiosos, ya que, al momento de someterlos a altas temperaturas, pierden sus propiedades.

Preparar el huevo con agua es muy sencillo

Coloca una cuchara de agua en la sartén antiadherente, cuando el agua empezar a hervir, rompe el huevo y fríe normalmente.

Importante: Para mujeres con embarazo o lactancia, el consumo del huevo se torna indispensable ya que su contenido de colina ayuda al desarrollo del sistema nervioso en el feto y previene defectos de nacimiento.

Otras formas de consumirlos….

Huevos en la ensalada

Añadir huevos a la ensalada además de ofrecer mucho más sabor al plato, ofrece proteínas a tu cuerpo y muy pocas calorías.

Huevos en tortilla francesa u omelete 

Puedes añadir tomate, cebolla, zanahoria, calabacín, guisantes y otras opciones de legumbres. Una buena opción para hacer omelete es asada. Así eliminas aceites y grasas de la preparación. Prepara tu tortilla untando con margarina y un poco de harina o en un sartén antiadherente. Coloca en el horno para asar por unos minutos hasta que esté dorada.

Huevos revueltos

Para hacer los huevos revueltos sin nada de colesterol lo que debes hacer es separar la clara de la yema o poner en un sartén sólo las claras y luego mezclar. Así obtienes unos deliciosos huevos revueltos sin aporte de grasas a tu organismo.

 

Fotografía: Tomada de internet