Los 10 mejores  alimentos contra el cáncer.

Aprovechando que estamos en el mes de Octubre, donde se conmemora mundialmente el mes del cáncer mama,  te traemos los 10 mejores alimentos contra el cáncer. Hay que estar muy agradecidos con la naturaleza, pues nos ofrece muchos alimentos que actúan como protectores frente al cáncer. Aunque nadie nos garantiza que una dieta nos libre de esta enfermedad que depende de distintos factores, sí puede reducir el riesgo.

El cáncer es una enfermedad que se relaciona directamente con factores genéticos y hormonales y de hábitos de vida no saludables como el consumo de tabaco o el alcohol,  tensiones emocionales y una alimentación inadecuada.

Por otra parte, hay muchos estudios que demuestran que el consumo de frutas y verduras te da una menor probabilidad de contraer cáncer. Por ejemplo, se ha demostrado que el consumo de 1,5 piezas de verduras reduce en un 40% el riesgo de cáncer de útero.

Según las investigaciones de los últimos 20 años, el consumo de frutas y verduras reducen: en un 50% los cánceres de páncreas, mama, útero y vesícula y en un 20% cánceres de boca, esófago, pulmones, vejiga y cerviz.

Brócoli

La clave está en su elevado contenido en isotiocianatos. Esta sustancia, también presente en el repollo y la coliflor, elimina la proteína del gen p53 defectuoso que provoca el crecimiento anormal de las células.

Granada

La granada contiene elementos que inhiben el movimiento de las células cancerígenas y reducen la metástasis, evitando la expansión del cáncer, según revelaba un reciente estudio realizado en la Universidad de California.

Café

Según un estudio de la Universidad de Rutgers (EE UU), beber café e incluso aplicarlo directamente sobre la piel es eficaz para prevenir el cáncer de piel, ya que la cafeína inhibe una proteína llamada ATR que, al ser neutralizada, lleva a la destrucción de las células dañadas por los rayos ultravioletas tras una excesiva exposición al sol.

Nueces

Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Marshall en Estados Unidos demostraron que tomar un puñado de nueces al día reduce el riesgo de padecer cáncer de mama por su alto contenido en ácidos grasos omega-3, antioxidantes y fitosteroles.

Vino

De acuerdo con un estudio reciente, los hombres que beben alrededor de cuatro copas de vino tinto a la semana reducen en un 50% el riesgo de contraer cáncer de próstata. Este efecto se debe al antioxidante resveratrol, que reduce los niveles de hormonas masculinas, como la testosterona, que estimulan el crecimiento tumoral. Sin embargo, no olvidemos que existe evidencia científica que expone que beber alcohol en exceso está asociado con un mayor riesgo de cáncer de la cavidad oral y la faringe. El alcohol también puede aumentar el riesgo de cáncer de mama al dañar el ADN de las células.

Té verde

Debido a su alto contenido en polifenoles y antioxidantes, el  té verde (y también el té negro) es una poderosa bebida anticancerígena. Evita que las células cancerígenas se dividan y se multipliquen, lo que lo convierten en un estupendo aliado para ayudar a combatir esta enfermedad.

Manzanas

Toma  manzanas para evitar el cáncer. Según un estudio realizado por investigadores del Instituto Mario Negri de Milán (Italia) el consumo regular de manzanas reduce significativamente el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer, como el de esófago, el ovárico, el colo-rectal o el de próstata.

Ajo

El ajo es otro de los alimentos que previene y combate el cáncer gracias a su alto contenido en antioxidantes como la lisina y la quercetina que, además, es muy utilizado para prevenir  resfriados. Podemos tomarlo crudo, cocinándolo como condimento en nuestras comidas o salas o incluso en ensaladas y pastas. El beneficio es el mismo.

Jengibre

El jengibre es un poderoso antioxidante que ayuda a reducir los radicales libres de nuestro organismo, tiene propiedades antitumorales. De hecho, es incluso más eficaz que muchos fármacos contra el cáncer. Entre otras cosas, la raíz del jengibre reduce los tumores en la próstata. Así lo confirmó un estudio de la Georgia State University, que evidenció que el extracto de jengibre hizo disminuir el tamaño de los tumores de próstata hasta un 56% en un grupo de roedores.

Tomate

El consumo de su compuesto activo licopeno reduce la incidencia de patologías cancerosas, sobre todo de pulmón, próstata y tracto digestivo. El licopeno y la tomatina tienen una alta capacidad antioxidante que evita que procesos de degeneración celular deriven en cáncer.

También los pigmentos de colores brillantes que encontramos en los alimentos vegetales son una señal segura de que están irradiando fitoquímicos, especialmente antioxidantes carotenoides. Esta es exactamente la razón por la que es deseable que nuestro plato sea una especie de arco iris. Por otra parte, la vitamina A que se encuentran en muchos cítricos, así como en bayas, calabazas y otros alimentos vegetales contienen sustancias anticancerígenas muy potentes.

Cuando se trata de verduras ricas en carbohidratos, los estudios demuestran que los carbohidratos complejos, incluyendo las batatas, zanahorias, remolachas, otros tubérculos y alimentos de grano entero, están relacionados con un riesgo reducido de varios tipos de cáncer.

Es importante estar alerta, comer saludable y visitar al médico regularmente para chequeos de rutina, recuerda que si el cáncer es detectado a tiempo hay más probabilidades de sobrevivir a esta enfermedad.